Odontopediatria2019-02-15T17:58:45+01:00

Odontopediatria

La odontopediatría es la especialidad que se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas bucodentales en niños y adolescentes.

Además de solucionar los problemas bucodentales que pueda tener este grupo de edad.

La odontopediatría se encarga de que el menor tenga un buen manejo de conducta (es importante que el niño comprenda la necesidad de tener una boca sana cuidándola y teniendo un buen habito de higiene),  los traumatismos (son edades de mucho riesgo),  así como la prevención y tratamientos tempranos (interceptivos) de las maloclusiones,  cuando sea necesario un tratamiento ortodóncico más complejo se aconseja la mejor edad para su tratamiento,  que variará en función de cada menor.

El niño está en crecimiento y necesita masticar bien para una correcta alimentación y buen crecimiento de los huesos maxilares, por ello es importante conservar al máximo toda su dentición, ya sean dientes temporales (de leche) o permanentes (definitivos).

Las caries y extracciones en dientes temporales pueden conllevar una pérdida de espacio para la correcta ubicación de los dientes definitivos difícil de solventar.

La primera visita al odontopediatra es muy importante. El objetivo principal es que el niño disfrute con ella, nos conozca a nosotros, al ambiente y el material dental.

Se le realizara el historial, la exploración bucal y en ocasiones solo si es necesario se le realizará radiografía.

Odontología general

Aunque los niños tengan dientes de leche, es imprescindible enseñarles unos correctos hábitos de higiene que deberán seguir diariamente.

Es básico que aprendan a cuidar de la salud de su boca desde que son bien pequeños y así prevenir problemas en un futuro.  Ya que la salud de los dientes que nombramos definitivos está muy relacionada con el estrado de la boca cuando son pequeños.

Por este motivo, resulta esencial que sepan cuidar de sus dientes desde la infancia y así evitar padecer anomalías o enfermedades que puedan afectar a su desarrollo dental.

Selladores de surcos y fisuras

Los selladores de surcos son una de las intervenciones más habituales en niños. Se trata de un tratamiento pensado para rellenar las fisuras que puedan aparecer en la superficie de los dientes.

Un método indoloro y muy fácil de realizar que permitirá proteger a los niños de las caries.

Pulpectomía

Continuamos con este listado hablando de otro tratamiento de odontopediatría muy común entre los niños.

La pulpectomía es un tratamiento similar a la endodoncia que se realiza en adultos, pero con la diferencia de que, en el caso de los niños, la caries estará afectando a un diente de leche.  Recordemos que la endodoncia es el tratamiento que se aplica en los dientes de los adultos cuando aparece una caries que llega hasta la pulpa del diente.

Obturación

Es otro tratamiento de odontopediatría que se usa para tratar las caries.  Se conoce popularmente con el nombre de “empaste dental” y se suele usar tanto en adultos como en niños.

Estas caries, si no se tratan, terminan afectando al nervio, así que hay que tratarlas cuanto antes para evitar molestias y futuros problemas.

Aplicación de flúor

Dentro de los tratamientos de odontopediatría, tenemos que destacar aquellos que se realizan con fines preventivos. Este es el caso de la aplicación de flúor, un método que se suele llevar a cabo para endurecer el esmalte de los dientes y permitir que los niños tengan unos dientes fuertes y sanos.

Aparato dental

Muy pocas personas presentan de manera natural un perfecto alineamiento de los dientes o carecen de algún problema funcional, por lo que prácticamente el 100% de la población necesitaría ortodoncia.

Por ello, acudir cuanto antes al dentista permite evaluar si hay problemas graves y tratarlos de la mejor manera posible desde el principio.

También tenemos que hablar de los tratamientos que están pensados para un correcto desarrollo de los huesos maxilares y de los dientes: la colocación de aparatos dentales. Es un método pensado para corregir cualquier alteración o anomalía del desarrollo óseo o dental que pueda haber dentro de la boca del pequeño.  Por ejemplo, estos aparatos pueden usarse en el caso de tener el maxilar inferior poco desarrollado o mal posicionado.

Se aconseja una primera visita en torno a los siete años, momento en el que aparecen los primeros molares y los incisivos ya han salido.  Una revisión a esta edad permitirá saber si el desarrollo es correcto o bien detectar de forma precoz posibles alteraciones de maloclusión y/o malposición.

Una vez realizada la primera revisión, será el odontopediatra el que determine el tratamiento a seguir, si es necesario.

Generalmente, a no ser que existan problemas serios, la ortodoncia se inicia cuando los dientes definitivos ya han erupcionado y reemplazado a los de leche, el rango de edad varia en cada niño, pero se sitúa en torno a los 11-12 años.

La ortodoncia, en si, se encarga de posicionar correctamente los dientes para mejorar la salud y también la estética de la boca, de modo que la ortodoncia infantil no tendría sentido sin que hubiesen salido los dientes definitivos. No obstante, hay que decir también, que hay situaciones especificas en las que el odontopediatra puede decidir el inicio de este tipo de tratamiento incluso cuando el niño conserva aun los dientes de leche.

Ya que se pueden identificar problemas de maloclusión que pueden haber sido producidos por cuestiones genéticas o malos hábitos durante la primera infancia, como el uso excesivo del chupete, la succión del dedo o la respiración por la boca.

Visitar anualmente al dentista es esencial para asegurarte de que tu hijo cuenta con una salud bucodental fuerte y segura.  Una correcta prevención es esencial para que, en el futuro, los dientes permanentes crezcan sanos y fuertes.

Además, es responsabilidad de los padres instruirlos en el cuidado e higiene diaria de los dientes, así que ¡no lo dejes pasar!

Solicita hoy a tu dentista

Odontologia General